jueves, 25 de febrero de 2010

Zombie: Definición y Tipos

zombi.

(Voz, de or. africano occid.).

1. m. Persona que se supone muerta y que ha sido reanimada por arte de brujería, con el fin de dominar su voluntad.
2. adj. Atontado, que se comporta como un autómata.


( http://www.rae.es )



¿Qué entendemos por Zombie? ¿Cuántos tipos de Zombie generalizados existen? ¿Cuáles son sus puntos débiles? ¿Cuál es su fin? ¿Y su razón de ser? Y lo más importante, ¿quién es más peligroso? ¿Ellos...o nosotros mismos?


Una de las grandes inspiraciones de los mejores directores de películas zombie ha sido siempre recalcar esto tan importante, y hacernos plantearnos varias cuestiones acerca de ello. ¿Sabríamos sobrevivir juntos en una invasión zombie? ¿Sabríamos sobrevivir, cooperar y dejar de lado nuestros superficiales prejuicios como el racismo, el sexismo, y la intolerancia? Nuestra mayor arma contra los muertos vivientes, que son por excelencia el depredador perfecto, incansables, casi invencibles, con una percepción cuasi perfecta, sin miedo a nada, y sin sentimientos que le aten a nada o le limiten, es nuestro conocimiento, nuestra inteligencia, nuestro razonamiento, y, sobre todo, nuestra acción en comunidad, la cooperación... Pero, ¿sabríamos explotar nuestro potencial y dejar a un lado miedos y limitaciones espirituales?


Seguramente esto, exactamente, es lo que más me apasiona acerca de los zombies y todo lo que les rodea: la supervivencia. Y me encantaría explayarme sobre este tema, pero lo dejaremos para otro momento, en el que ya nos hayamos adentrado en el tema, y también me gustaría hablar sobre las cualidades físicas de cada uno de ellos (visión, olfato, etc).



In a Heartbeat - John Murphy



Todas las preguntas planteadas al principio del post tienen muchas respuestas, ya que existen tantos tipos de zombies como autores, pero por existen unos estándares y unos tipos generalizados de zombies, que la mayoría de la gente suele conocer y seguir:


Zombies vudú: Estos "Zombies" son el origen de la leyenda acerca de los muertos vivientes, y podría provenir del nombre de una serpiente divina, objeto de culto en la religión vudú, y del término africano Kikongo nzambi, que significa Dios.
En la religión vudú se creía que ciertos hechiceros eran capaces de recuperar de la muerte a las personas y controlarlas a su antojo, haciendo así temido e importantes a los hechiceros, a los cuales se les respetaba y mostraba culto. En realidad, y muchos años después se ha abierto la teoría de que estos "Zombies" no eran más que personas anodadas debido a ciertas plantas alucinógenas que funcionaban como drogas que les suministraban los hechiceros y les mantenían en un estado semi catatónico, en el que perdían notablemente sus habilidades psicomotrices y percepción acerca de la realidad. Este efecto podía llegar a durar días y bajo él, la víctima no tenía más remedio que obedecer lo que le ordenaba el hechicero.


Es esta leyenda de la que provienen los muertos vivientes, aquellos que se levantan de la tumba, y torpes, aunque mortales, pueden perseguirte hasta llevarte a la muerte, obedeciendo a un tercero.


Zombies Clásicos: Estos Zombies son los más reconocidos mundialmente, debido al fuerte impacto que George A. Romero ocasionó al mundo entero con algunas de sus obras maestras como Night of the Living Dead (La noche de los muertos vivientes), de 1968, Dawn of the Dead (no confundir con la película de 2004), El día de los muertos, etc. En ellas nos presentaba a los muertos vivientes como seres casi invencibles. Cadaveres reanimados que habían perdido toda noción acerca del tiempo, de la realidad y que, por supuesto no recordaban absolutamente nada de su anterior vida. Era traumante pensar que tu hermano, tu madre o tu novia podría no dudar ni un sólo segundo en comerte vivo, y a la vez nos imponía una barrera moral que nos incapacitaba a reaccionar y a defendernos de ellos. Estos Zombies procedían de sus tumbas y de aquellos pobres desgraciados que eran mordidos, arañados o semi-comidos por éstos.


También aclarar que son capaces de cooperar entre ellos, pero no son conscientes de ellos. No se atacan entre ellos, sólo a los humanos, y, algunos autores han decidido que también ataquen y devoren a animales.


No suele aclararse la razón de ser de estos zombies, es decir, cómo comenzó todo. Aunque algunos autores deciden excusar la existencia de sus zombies con un virus, lo cierto es que este motivo suele ser mucho más usado y generalizado para los infectados. Los Zombies clásicos suelen dejar su origen en la intriga, dejando lagunas y haciendo pocas referencias a él, aunque también podemos encontrarnos posesiones demoniacas, magia, etc.



Sus capacidades psicomotrices están muy deterioradas, hasta el punto de que sus únicas acciones son las más básicas. No atienden a razón y no poseen ninguna capacidad lógica, ni razón alguna. Aunque lentos, son insistentes y la única manera de acabar con ellos es decapitándolos o pegándoles un tiro en la cabeza, su único punto débil. No sienten dolor, no tienen sentimientos, no tienen miedo a nada y tienen un único objetivo: comer tu cerebro.

A partir de este estándar de zombie se han desarrollado prácticamente todos los tipos de Zombies existentes, siendo una referencia principal en este mundo: todo el mundo conoce a los Zombies de Romero.

Infectados: Los infectados son zombies, que, a pesar de tener muchas similitudes con los clásicos de Romero, tienen algunas variaciones muy importantes. Si bien los zombies anteriores eran lentos y sus capacidades psicomotrices son prácitcamente nulas, los infectados son rápidos y hábiles, capaces de saltar y correr y con una velocidad de reacción bastante superior a los zombies comunes. Su fin no ha sido alterado en lo más mínimo: aliviar su insaciable hambre de carne humana.

Los infectados nos son presentados de una manera incluso más impactante que los zombies. Su número no suele descender de los millares, son rápidos, fuertes, tampoco sienten dolor, son mucho más hábiles y su capacidad de reacción es aterradora. Su razón de ser suele ser un virus altamente infeccioso y que domina el cuerpo huesped, "matándolo" y borrando de él todo recuerdo. Este virus, tiene dos principales fines: alimentar su nuevo cuerpo y autoreproducirse. Un mordisco, un arañazo o cualquier contacto de fluidos entre un infectado y un humano conlleva el contagio inmediato, que suele culminar en una "reanimación" del sujeto en unas 30 horas, si no padece antes la víctima. Si muere tras ser infectado, la víctima es reanimada en pocos minutos.

Su mayor punto débil: la cabeza. Un disparo en la cabeza o la decapitación debería ser suficiente para pararles los pies, aunque la extirpación de extremidades y destrucción de otras partes de su cuerpo (pulmones, corazón...) debería valer para incapacitarles temporalmente o reducir su potencial. Suelen estar en grupo y concetrarse alrededor de zonas donde haya humanos aún no infectados.

Otras variantes: Como ya he comentado antes, existen muchos más tipos de zombie, cada uno con una serie de características comunes y diferentes a éstas aquí explicadas, y, como es lógico, no puedo examinar cada película, cómic y/o videojuego para explicarlos todos. Algunos de los más destacados son los zombies "mágicos" (como yo los he apodado) o Inmortales: zombies imparables que no tienen ningún punto débil, y que, aun estando totalmente descuartizado, son capaces de seguir intentando matarte/comerte, aunque no tenga medios para ello. Los monstruos o mutantes humanoides con muchas similitudes a los zombies (desmembrados, con hambre insaciable...), o, ¿por qué no? los Zombies inteligentes, capaces de agarrar armas simples, como barras de acero, palos, abrir puertas, etc.

Más adelante, en otras entradas, me adentraré en cada uno de estos tipos para explicarlos con detenimiento.

Un saludo, y recordad: siempre a la cabeza.

1 comentario: